JESÚS, UNA VÍCTIMA LLAMADA CATATUMBO- Tercera parte

MATEO 22,34-40

En aquel tiempo, los fariseos, al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos, formaron grupo, y uno de ellos, que era experto en la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: «Maestro, ¿Cuál es el mandamiento principal de la Ley?» Él le dijo: «"Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser." Este mandamiento es el principal y primero. El segundo es semejante a él: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." Estos dos mandamientos sostienen la Ley entera y los profetas.»


Desde hace ya bastantes años, cuando inició el proceso de colonización y saqueo en el territorio del Catatumbo y se dio paso a la llegada de la maquinaria gringa, encargada de sustraer el petróleo y desplazar cruelmente a los indígenas Barí, y con ello, la llegada de población estadounidense y los colonizadores locales, fue evidente que el objetivo no era el progreso de esta tierra sino, al contrario, consistió (y consiste) en llevar combustible para los Estados Unidos, sin importar la destrucción de la fauna y la flora, y así, en las avenidas neoyorquinas, amplias y bien hechas, los automóviles Chevrolet Bel Air pudieran recorrer largos trayectos, llevar a los financieros a su trabajo y a los burgueses vestidos de Coco Chanel al campo de golf, mientras los campesinos, aquí, tenían que rogar por un medicamento, caminar largas distancias en medio de las trochas para llegar donde el médico o el profesor.


Tomada de http://www.regiones.gov.co/


Ahora, en el presente, la siembra de coca, de palma de aceite y la sustracción del petróleo, no son distintos al método gringo de explotar países ajenos, saquearlos y sembrarles en la tierra un cráter incurable. El objetivo de estas fuentes económica legales e ilegales, en este terruño, nunca será el progreso, solo buscan “engordar” a algunos terratenientes, a los grupos armados o a los senadores de la república con propiedades en estas zonas. Todo esto es evidente cuando contemplamos que las escuelas del Catatumbo son del siglo XIV además de un número de colegios reducidos con las mismas condiciones; los hospitales son casas y las carreteras trochas. Esta zona del país vive en el olvido, no hay afán estatal por dignificar la vida, el medio ambiente y el futuro no se ven con misericordia, hay una actitud de saqueo en la cultura de gran parte de los habitantes y, es verdad que, este tesoro norte santandereano no es infinito, que sus selvas y la riqueza de su suelo tienen un límite y van a desaparecer.


Todo esto, bajo la mirada del mandamiento del amor que enseña Jesús en el Evangelio y el marco de los distintos conflictos que embargan la vida diaria del Catatumbo, indican que el cuidado, la defensa y la protección de la vida humana y del medio ambiente son una prioridad, más importantes que el bolsillo burócrata de los vampiros que han desangrado la economía y los recursos, envenenados de codicia y de ambición. Jesús no aprueba el saqueo, menos la actitud ambiciosa, al contrario, sus palabras invitan a emplear el amor en los vínculos económicos e institucionales, y a fijarlo en el destino de los más vulnerables. Para Él es imposible amar a Dios y no al prójimo, y este prójimo no solo es humano, también es fauna y flora y, desde luego, futuro.

NOSOTROS

“Somos predicadores. Existimos para predicar. Somos para la evangelización. En estas expresiones está encerrada la razón y la naturaleza de nuestro ser, como casa de predicación, Proyecto Dos”.

UBICACIÓN

Corregimiento de Campo Dos

Calle Principal 

Municipio de Tibú-Norte de Santander-Colombia

SUSCRIBETE
  • Grey Facebook Icon
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Icono de YouTube

© 2023 by HARMONY. Proudly created with Wix.com