• Luis Mendoza

¿DE-MORADO? ¡POR SUPUESTO!

Es conocido el encuentro entre la rana y la tortuga donde, afanada la rana, interroga a la tortuga de por qué vive su vida con tanta serenidad, la respuesta de la tortuga asombra: “no es el tiempo que tardas en llegar, sino lo que has aprendido durante el camino”. Esta pequeña historia nos deja una gran enseñanza para este tiempo de cuaresma, a propósito de la campaña ¿De-morado? ¡Por supuesto! que comenzamos a partir del miércoles de ceniza, pero, ¿en qué consiste vivir De-Morado?


De-Morado nos invita a cambiar nuestra actitud ante la vida, caminar, movernos, luchar, pero como la tortuga, apreciando cada paso del camino, aprendiendo a vivir con los altibajos que nos depara cada instante y sin desesperarnos. Sin embargo, actuar serenamente no es tan sencillo como parece, requiere ciertas actitudes que meditaremos durante estas 5 semanas, donde tendremos que estar dispuestos a responder ¡Por supuesto! No sólo a vivir de-morado, sino a Destruir, Escuchar, Romper, Obrar y Morir, en esto consiste la cuaresma y en eso consiste configurarse con Jesús.


En su vida y en su obra Jesús siempre actuó serenamente, la sabiduría se adquiere con la virtud cardinal más preciada: la Prudencia. Las mejores decisiones se toman con calma orando, meditando en el interior y en comunión con Dios apreciando cada día como un regalo y dando la vida por los demás. Te invitamos que te unas a este camino y que vivamos De-morado asintiendo ¡por supuesto¡ con nuestra entrega a Dios y al prójimo.

124 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo